Trabajamos por la memoria, la igualdad
y la defensa de los derechos humanos

Unas 20 escuelas y organizaciones territoriales participaron de la jornada a 42 años de la Noche de los Lápices que organizó el Consejo del sitio para la Memoria, defensa y promoción de los derechos humanos ex CCD Pozo de Quilmes. Durante todo el día, casi 300 jóvenes conversaron con sobrevivientes y pensaron en talleres cuáles son los desafíos del presente y qué rol tienen las nuevas generaciones en la construcción de una sociedad más igualitaria.

Desde hace tres años, la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) y el colectivo Quilmes, memoria, verdad y justicia vienen organizando los actos por el 24 de marzo y 16 de septiembre frente al edificio de Garibaldi y Allison Bell. En el medio, se consiguió la creación del sitio de memoria y la desafectación parcial del inmueble.

“En un contexto de regresividad en materia de derechos humanos, estar acá, en este lugar recuperado por la lucha colectiva, es una apuesta doble: el recuerdo de la Noche de los Lápices como compromiso de las nuevas generaciones para transformar esta realidad”, señaló la directora general de la CPM, Sandra Raggio, durante el acto de apertura de las actividades. “La democracia es la posibilidad de luchar por nuestros derechos, la represión de la protesta social, la amenaza y secuestro a Corina, son una alerta para nuestra democracia”. Este año, la jornada coincidió con un nuevo aniversario de la segunda desaparición de Jorge Julio López.

Entre el 9 y el 21 de septiembre de 1976, grupos de tarea de las Fuerzas Armadas secuestraron en La Plata a diez estudiantes secundarios; seis continúan desaparecidos, otros cuatro sobrevivieron, entre ellos Emilce Moler que, durante su cautiverio, pasó por el Pozo de Quilmes. A 42 años, por primera vez, Emilce Moler participó de esta conmemoración realizada en el ex CCD.

“Necesitamos de la solidaridad porque acá nadie se salva solo, nosotros no nos salvamos solos cuando estuvimos detenidos, ni después ni ahora. Cómo estamos juntos, cómo nos ayudamos: con política. La política es la única herramienta de transformación”, dijo Emilce Moler. Y, dirigiéndose a los jóvenes, agregó: “Abracen la política, para que otros no la hagan por ustedes sin tener en cuenta los intereses de los sectores más desprotegidos”.

Después del acto, los y las estudiantes se dividieron en grupos de trabajo para pensar, a partir de imágenes históricas, el rol de los jóvenes en la acción política, las formas de organización, los espacios de militancia y la continuidad entre las luchas de ayer y hoy. Cada uno de los grupos estuvo acompañado por un sobreviviente que conversó con los jóvenes sobre sus experiencias de lucha y resistencia.

Share This