04  
     
“las villas cambian y se renuevan continuamente. Son algo más que un montón de latas. Son algo vivo, quiero decir. Como un animal, como un árbol, como el río, ese viejo y taciturno león.
(de Como un león en “Con otra gente”. 1967)

“Oreste desciende por el terraplén y se detiene cerca de uno de ellos (…) silba una vez y otra vez más fuerte. El otro se vuelve y lo mira sin sorpresa. Es Marcelo.
-Cómo diste conmigo?
- Bueno, pensé dónde hubiese ido yo en tu lugar, un día como éste.
Oreste se para sobre el parapeto, al lado del muchacho.
- Cómo va eso? – pregunta con deliberada imprecisión. (…)
- Bien, qué te pasa en el Colegio?
Pregunta en un tono animoso como para restarle importancia y la verdad es que ahora no tiene ninguna.
El muchacho se vuelve y lo mira brevemente.
- Ah!, me fastidia hablar de esto pero tu madre insiste en que lo haga (…)
- De todas maneras alguien tenía que hacerlo, no es cierto?.
(…) está hablando en el viejo estilo de su padre. (…) era un estilo algo pomposo.
(…) Oreste ha dejado de hablar, llevado por sus pensamientos. El muchacho no ha dicho nada en todo este tiempo, ni siquiera se ha movido. Mira el agua y atiende al corcho. ¿qué diablos pensará de él?.
(…) ¿ No has probado nunca con el hilo del nylon trenzado?
Por primera vez el muchacho lo mira con interés”.
(En vida, 1971).

...“sé que tarde o temprano iré tras ellos. Tarde o temprano la vida se me pondrá por delante y saltaré al camino. Como un león”.
(de Como un león en “Con otra gente”. 1967)
   
 
leyendo, 1972  
   
carta a su hijo Marcelo  
   
carta a su hijo Marcelo  
   
carta a su hijo Marcelo  
   
acta de posesión del cargo docente  
   
apuntes en latín  
 
 
Comisión Provincial por la Memoria 2006
İMarcelo y Alejandra Conti