El programa

Desde el año 2009, la CPM promueve una línea de trabajo en clave de seguridad democrática: interviene en materia de seguridad pública y justicia con una perspectiva en derechos humanos que disputa con las políticas que proponen combatir el delito y las violencias con aumentos de penas, limitación de las excarcelaciones, saturación policial del territorio y límites a los derechos y garantías constitucionales.

Seguridad democrática significa cuestionar los postulados que orientan la intervención estatal hacia la acción represiva y el empoderamiento de las agencias policiales, e impulsar reformas democráticas en el sistema judicial y de seguridad conjugando el respeto irrestricto por los derechos humanos con iniciativas eficaces para abordar el fenómeno delictivo.

Estas propuestas se sustentan en diálogo con diferentes fuerzas políticas, organizaciones sociales y expertos en la materia, y surgen a partir de insumos estadísticos y diagnósticos realizados en función de los análisis y experiencias de los diferentes actores. La importancia de generar estos insumos radica en que la producción de información oficial sobre delito y violencia en la provincia de Buenos Aires es una debilidad institucional (y estructural) que impide evaluar el impacto de las distintas políticas, analizar la relación entre la violencia y otras variables y tomar decisiones basadas en diagnósticos certeros.

Por eso, en 2011 se creó el Observatorio de políticas de seguridad de la provincia de Buenos Aires junto a la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación y la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la UNLP, para aportar argumentos y propuestas desde la investigación y la discusión pública.

Además desde el programa la CPM recibe, registra e interviene en casos de violencia policial asistiendo a víctimas y familiares.

Director: Rodrigo Pomares

Equipo de trabajo: Belén Alfano,  Ignacio Álvarez, Fabián Bernal,Augusto Infante y Ramiro Madera.