Buena memoria

Composición de la muestra:

  • Fotografías de homenaje a ex alumnos del Colegio Nacional de Buenos Aires.  Ensayo fotográfico de Marcelo Brodsky.
  • Una foto de 1 metro por 70 cm. (La foto del colegio nacional, escolar) (sin vidrio)
  • 10 cuadros (retratos) de 40 x 60.
  • 4 cuadros de 50 x 70 (los reflejos: fotos actuales tomadas en la muestra cuando vieron las otros fotos en el Colegio).
  • 1 cuadro de 1 mt x 70 (jugando a morir, va acompañado por un video).
  • 1 cuadro de 30 x 30 «Fernando en la ESMA» (última foto de Fernando, su hermano desaparecido).
  • 1 cuadro de 30 x 50 Fernando en La Boca
  • 1 cuadro de 30 x 50 Fernando en la pieza
  • 2 cuadros de «podríamos ser fotógrafos» de 40 x 50 (Martín y Marcelo).
  • 1 foto 1 metro x 70 (tres en el bote: los tres hermanos navegando en el río).
  • 2 cuadros 1 metro x 70 (prohibido permanecer en este lugar y «tío Salomón»: tienen que ir cerca del río).
  • Una foto de 50 por 70 (foto del río). (sin vidrio)

Acerca de la muestra:

«Buena memoria»  propone reflexionar sobre la experiencia de una generación y sobre las ausencias que la marcaron. El autor recorre a través de fotografías, videos y textos la evolución personal y colectiva de un curso de alumnos del Colegio Nacional de Buenos Aires, signado por las desapariciones y la violencia del terrorismo de estado durante la última dictadura militar. Marcelo Brodsky toma como punto de partida de su trabajo una foto grupal de su división de primer año del Colegio Nacional de Buenos Aires, tomada en 1967. Luego interviene plásticamente esa foto con inscripciones sobre el destino de sus compañeros, a quienes además retrata en la actualidad.

«Cuando regresé a la Argentina después de muchos años de vivir en España acababa de cumplir 40 años y quería trabajar sobre mi identidad», explica Brodsky. «Empecé a revisar mis fotos familiares, las de la juventud, las del Colegio. Así fue que encontré el retrato de nuestra división del Nacional y sentí la necesidad de saber qué había sido de la vida de cada uno de ellos». El artista convocó a una reunión a sus ex compañeros del Nacional y les propuso además hacer un retrato de cada uno. «Amplié a un gran formato la foto del 67 para que sirviera de fondo a los retratos individuales y pedí a cada uno que llevara consigo un elemento de su vida actual». Brodsky se propuso completar la tarea retratando a los compañeros del curso que no habían asistido a aquella primera reunión. Algunas de esas fotos fueron hechas en España y Nueva York. Poco tiempo después en octubre de 1996 la Fundación Memoria Histórica y Social Argentina, Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora junto con el Centro de Estudiantes del Colegio Nacional y un grupo de ex alumnos organizaron un acto para recordar a los alumnos que desaparecieron o fueron asesinados durante la última dictadura militar.»Después de 20 años las autoridades del Colegio aceptaron por primera vez que recordáramos a los que faltan. Fue un hecho histórico» afirma el fotógrafo. Lo cierto es que los retratos en los que Brodsky venía trabajando fueron exhibidos en el Colegio Nacional Buenos Aires como parte de ese acto homenaje a los 98 alumnos y ex alumnos desaparecidos y muertos en los años 70. El reflejo de las caras de los actuales estudiantes del colegio sobre el vidrio que cubría las imágenes expuestas fue registrado por la cámara de Brodsky y constituye otra parte fundamental de «Buena memoria», representando el momento de la transmisión de la experiencia entre generaciones. La muestra se completa con otros dos capítulos donde la biografía del autor se cruza con la memoria colectiva: «Martín, mi amigo» y «Nando, mi hermano».

Esta muestra se ha expuesto en Argentina, Brasil, Perú, Italia, Alemania, Suecia, Chile, Uruguay, España, Israel, Bélgica, Holanda, República Checa y EEUU entre 1997 y el 2003.

Para más información comunicate con el MAM:

Tel.: (221) 483-5590

E-mail: museo@comisionporlamemoria.org