– Fotografías –

FEMINISMOS

Historias de organización y lucha

La historia de los feminismos en Argentina es una historia de largo tiempo con momentos de mayor visibilidad pública y momentos de retaguardia.

Es que la historia de los feminismos es una historia de lucha, de estrategias y numerosas reconfiguraciones. La lucha contra la violencia patriarcal en todas sus formas: atravesada por el género, la clase, la etnia, la religión, el territorio y la desigualdad.

Esta muestra no pretende ser exhaustiva, tampoco generar un discurso acabado y totalizante.

El desafío que asumió la CPM fue mostrar partes, fragmentos, retazos y que sea la experiencia de recorrer las salas la que permita trazar puentes, vínculos y temporalidades entre distintas formas de resistencia y organización, atravesadas por un elemento común: la construcción de identidades desde las que dar pelea a las violencias para transformarlas.

Identidades construidas en los márgenes de lo instituido y en las orillas de lo establecido. Identidades sublevadas al orden de dominación patriarcal. Identidades desde las que engrosar la voz y tomar fuerza cuando se está frente a un sistema bestial, cruel y violento.

Son esas identidades, esas disidencias que encarnan, verdaderas amenazas al orden establecido. A la potencialidad de lo emancipatorio se le impone el control y la persecución.

La muestra reúne distintas miradas acerca de los modos de organizarse, de habitar los cuerpos, de dar batallas y también de resistir. Las imágenes no son únicamente representación, se constituyen en herramienta de denuncia y acción colectiva.

 

Delfina Martínez. Cuando travajar se escribe con V. Montevideo

Delfina Martínez fotógrafa trans refleja desde una mirada interna a la comunidad travesti trans a la que pertenece. Mostrando cómo habitan su cotidianeidad a través de sus oficios en diferentes contextos laborales de Montevideo. Refleja como vivencian esos espacios de traVajo desde su identidad, en el hacer desde el cuerpx, la resistencia, la rutina, el cansancio, los deseos y sueños que lxs habitan.

Colectivo SADO. Marcha a favor del aborto. 8 de agosto 2018

El 8 de agosto se realiza nuevamente una concentración frente al Senado, si bien la ley no superó esta instancia de aprobación, se mantiene férrea la convicción que se ganó una batalla porque más temprano que tarde será aprobada, será Ley.

Sobre la foto

Día histórico. Las calles fueron fuego, la lucha feminista se hizo ley. Luego de una jornada maratónica en el Congreso Nacional y sus alrededores, se aprobó por mayoría de votos en diputados la media sanción por la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo en Argentina. Un día entero de reclamo, una noche de vigilia y aguante, una fiesta en estallido poderoso. En una noche helada, todos nuestros corazones juntos envueltos en frazadas. En las veredas, resonaban los ecos de los Encuentros de Mujeres, de la pelea organizada. Redes de apoyo, mensajes desde temprano, listas de cuidados. Iba a ser larga la resistencia, entre el calor humano y la necesidad de ser muchas, muchos, todes los que podíamos teníamos que estar. Esa potencia era fundamental para torcer el brazo fascista y ante la enorme presión política que aún ejercen la iglesia y algunos grupúsculos conservadores. La calle fue nuestra trinchera, ahí miles y miles… una marea que había que cruzar a nado y suspirando. Una marea de fuego, inmensa y hermosa. Nuestras voces cantando, nuestros silencios atentos, los abrazos, tantos abrazos. Años de lucha desembocaron anoche en esas calles y en el congreso. Una ardua resistencia llena de convicciones anudadas, de argumentos concisos, reales, concretos de la vida. El frio más frio en esas calles se nos trepaba por las piernas y no importaba. Hay algo que se nos metió adentro: sororidad. No más muertes por clandestinidad, no más maternidades por imposición. Ahora, será de nosotras la libertad de elegir qué hacemos con nuestros cuerpos y qué queremos para nuestras vidas. Por las que ya no están, por las que estamos y por las que vendrán! Aborto legal, seguro y gratuito ya!!!

Ignacio Yuchark. Buenos Aires. Mayo 2017.

120 mujeres autoconvocadas por las FACC Fuerza Artística de Choque gritaron frente a Tribunales para dejar un mensaje claro, conmovedor y poético: femicidio es genocidio

Colectivo SADO. 15 diciembre 2018 Marcha a un mes de la Masacre de Echeverría.

Fotos Archivo CPM. 2 de marzo 2018. 1° año de la Masacre de Pergamino.

Archivo CPM. 3 de abril de 2017. Misa por las víctimas de la Masacre de Pergamino

Juan Cicale. 6 de Marzo 2018. Sentencia Perusatto-Andrada.

Madres de víctimas represión policial.  Las madres en su lucha por Justicia para sus hijos, los jóvenes asesinados en la Masacres de Pergamino y Echeverría. La espera frente a Tribunales por una sentencia por Gatillo fácil. El horror del abandono, la muerte propiciada por y bajo custodia policial y el accionar de las fuerzas represivas en territorio bonaerense es la materialización de una política de Estado selectiva de asedio y tortura hacia los jóvenes en los barrios de menores recursos. 

Rubén Romano, Mujeres Wichi. Imágenes de la vida cotidiana

Imágenes de las mujeres Wichi recolectando el chaguar en el monte y de las hijas del Chamán Tiluk colgando el chaguar para que se seque antes de darle el color definitivo.

Melisa Scarcella.  Ni una menos. Diana Sacayan 1° Movilización Ni Una Menos.  3 de Junio de 2015

Melisa Scarcella. Ni una menos. 2 ° Movilización Ni una menos. Junio de 2016

Melisa Scarcella. Ni una menos. 2 ° Movilización Ni una menos. Junio de 2016

La segunda marcha “Ni una menos” fue masiva, y precedida por estadísticas poco alentadoras sobre femicidios. Niñas, adolescentes y mujeres murieron baleadas, apuñaladas, golpeadas, incineradas, asfixiadas. El reclamo de las víctimas de la violencia de género y sus familiares fue acompañado por una multitud que criticó la indiferencia del sistema judicial y criticó al Estado y a la policía.

Natacha Pisarenko. Buenos Aires. 21 de Marzo 2017. Paola Mascambruni abraza a sus hijos durante una sesión.

Paola Mascambruni abraza a sus hijos durante una sesión de retratos en su casa de Buenos Aires, Argentina. El 16 de marzo, cinco días antes de que se tomara esta foto, Paola fue golpeada por su compañero, el padre de uno de sus hijos. Sufrió una fractura de cráneo, trauma nasal, dientes rotos, un cuello gravemente magullado y hematomas en todo el cuerpo. Mascambruni dijo que encontró la fuerza para escapar con vida al imaginar a sus hijos en su mente.

Natacha Pisarenko. Buenos Aires.

Marcela Morera tiene una foto de su difunta hija Julieta Mena en Buenos Aires, Argentina. Julieta fue golpeada hasta la muerte por su novio el 11 de octubre de 2015 cuando tenía dos meses de embarazo a los 22 años. Fue sentenciado a cadena perpetua. «Nadie me devolverá a mi hija ni a su bebé», dijo Morera, quien ahora trabaja para ayudar a las víctimas de la violencia de género.

Paula Avila. Marta Ramallo, 1° año de la desaparición de Johana.

Leo Vaca. La boda. 22 septiembre de 2014. Realizada para Infojus Noticias

Se conocieron en el Moyano, donde Viviana pasó internada quince años y Andrea Paola siete. Tras un año de convivencia, el 22 de septiembre de 2014 se casan.

Adriana Lestido. La marcha por la vida.

Madres / Abuelas de Plaza de Mayo. Madres de Plaza de Mayo durante las Marchas de la Resistencia. Portando sus pañuelos emblema de lucha. Los pañuelos se instituyeron en símbolo de resistencia se resignifican en las diversas luchas contra las violencias y desigualdad.

Eduardo Gil. 2da Marcha de la Resistencia. Buenos Aires. 9 y 10 de diciembre de 1982.

Gerardo Dell´Oro. Secuencias del proyecto “Imágenes en la Memoria” de Gerardo Dell´Oro

Gerardo Dell´Oro. Secuencias del proyecto “Imágenes en la Memoria” de Gerardo Dell´Oro

Gerardo Dell´Oro. Secuencias del proyecto “Imágenes en la Memoria” de Gerardo Dell´Oro

Patricia tenía veinte años cuando se casó con Ambrosio. Los dos militaban en una unidad básica de Los Hornos. Un año después nació su hija Mariana. La foto de los tres juntos no existe en los álbumes familiares. Quizás estaba, sin revelar, en la cámara fotográfica que sus desaparecedores se llevaron como botín de la casa donde vivían.
Fue en otras fotografías donde Mariana vio las caras de sus padres. Y así, con pedazos sueltos, fue armando su historia.

Federico Cosso. Marche contra mi padre genocida. Abril 2017

Pablo Cuarterolo. Mujer en la cárcel.

Encarceladas
El incremento de tasas de encarcelación de mujeres cis y trans en situaciones de vulnerabilidad económica, sin opciones de sostén está ligada a prácticas estatales de disciplinamiento cuyo objetivo es reforzar la heteronormalidad y el sentido de femeneidad como sumisión. Criminalizadas por un sistema que establece como “delito” el participar en los eslabones menores del proceso de comercialización de drogas. La profusión de leyes y reglamentaciones que penalizan el consumo y comercialización de drogas complementada con el endurecimiento de penas a estas actividades, es la manifestación del objetivo encubierto de estas políticas estatales.