Lautaro, Elián, Rodrigo, Lucio, Hernán, Agustín y Kevin tienen entre 18 y 20 años. Son pibes que cumplen condena en el centro cerrado de Lomas de Zamora. “Hace tres años que piso el mismo suelo y en dos días me caminé todo”, dice uno de ellos, en la explanada del hotel 4 de Chapadmalal. Está parado frente al grabador, pero los pies se siguen moviendo.

Son pibes que estudian en la extensión 2040 que funciona en el centro cerrado de Lomas de Zamora. “Cuando bajamos al colegio nos despejamos, nos sirve para no estar todo el día en la pieza”.

La extensión 2040 participa desde el 2010 en Jóvenes y Memoria. Este año presentaron un trabajo sobre la dictadura, los centros clandestinos de detención Pozo de Banfield y El infierno y los 30 mil desaparecidos. Hablan de su trabajo pero, sobre todo, hablan de los trabajos que presentaron otras escuelas: “Dicen otra realidad, que no muestran en los diarios y tampoco en la tele. Acá está toda la verdad”.

Lautaro, Elián, Rodrigo, Lucio, Hernán, Agustín y Kevin tienen entre 18 y 20 años. La mayoría de ellos participa por primera vez de Jóvenes y Memoria. Para la mayoría de ellos también es la primera vez que ven el mar.

#EstoEsChapa

X