Trabajamos por la memoria, la igualdad
y la defensa de los derechos humanos

Después de 17 años, el programa de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) se sigue consolidando como una política pública, que se sostiene con el compromiso de estudiantes y educadores de toda la provincia de Buenos Aires. A auditorio lleno, comenzó el XVII encuentro de Jóvenes y Memoria; los primeros de 13 mil ya están en Chapadmalal. La memoria y los derechos humanos como principios irrenunciables de la democracia. Las nuevas generaciones tienen la palabra y ellas marcan la agenda del presente. Integrantes de la CPM, el ex relator sobre tortura de la ONU Juan Méndez y el secretario de derechos humanos de la Provincia, Santiago Cantón también estuvieron en la apertura.

Unos 500 chicos y chicas de escuelas y organizaciones territoriales de Morón, Carlos Casares, General Lavalle, Lomas de Zamora, Chacabuco, Carlos Tejedor y Olavarría participaron del inicio del XVII encuentro de cierre del programa Jóvenes y Memoria en el complejo turístico de Chapadmalal. Fueron los primeros de 13 mil estudiantes que, durante 44 días, pasarán por este espacio de encuentro y formación, un espacio de compromiso con la memoria y los derechos humanos.

“Este programa de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) es una política pública que se mantiene con el compromiso de ustedes, jóvenes y docentes, que construyen desde el territorio espacios de participación social. Estar en el territorio es la única forma de defender los derechos humanos y conquistar nuevos derechos”, señaló la directora de la CPM, Sandra Raggio, durante la apertura del encuentro.

“Estamos atravesando en la provincia de Buenos Aires una grave crisis en materia de derechos humanos, aun así, este espacio se consolida. Se consolida por el trabajo de ustedes y por el reconocimiento que ese trabajo fue recogiendo en estos 17 años por parte de distintos actores políticos”, señaló el secretario de la CPM, Roberto Cipriano García. Y agregó: “Estamos convencidos que este es el camino para la construcción de un mundo mejor”.

La jornada de apertura contó también con la participación de los miembros de la CPM, Ana Barletta, Susana Méndez y Yamila Zavala Rodríguez; el secretario de derechos humanos de la provincia de Buenos Aires, Santiago Cantón, y Juan Méndez, sobreviviente del terrorismo de Estado, ex relator sobre tortura de la ONU y un reconocido activista de los derechos humanos en América Latina.

“Estos trabajos de investigación confirman lo importante que resulta, en las denuncias de las violaciones a los derechos humanos, la investigación desde nuestros lugares. Y tenemos que ser muy profesionales en la investigación porque ese trabajo es el que le da fuerza a la denuncia y el que puede forzar a las instituciones a revertir estas injusticias”, señaló Juan Méndez.

Este año, como ya había ocurrido en 2017, la secretaría de derechos humanos de la Provincia financió el traslado de todos los equipos que participan del encuentro. Ese es uno de los apoyos y reconocimientos que este programa fue cosechando en el tiempo. A su turno, Santiago Cantón valoró el trabajo de la Comisión Provincial por la Memoria y el compromiso de los jóvenes que participan de este programa: “Este trabajo se inscribe en las luchas del movimiento de derechos humanos. Ustedes son -dijo dirigiéndose a los chicos, chicas y docentes- la búsqueda de un mundo más justo y la garantía de una democracia más real”.

Antes de estas palabras, ya se había presentado en el auditorio del Hotel 4 la primera investigación de esta nueva convocatoria. El trabajo de la EES N 1 de General Lavalle es un ejemplo de la potencialidad de este programa y de la capacidad de los jóvenes para transformar la realidad y promover políticas públicas. La investigación de este año es la continuidad de un proyecto que ya tiene muchos años y que logró que en diciembre pasado el municipio haya aprobado por unanimidad la ordenanza para la creación de un espacio de memoria en el cementerio de esa localidad, donde fueron enterrados 33 víctimas de los vuelos de la muerte.

Después de la sanción, los avances son lentos. “Necesitamos que se cumpla con la ordenanza para poder seguir trabajando en este espacio y que toda la comunidad pueda conocer la importancia histórica que el cementerio encierra”, dijeron las y los jóvenes durante la presentación. Luego, tomó la palabra el coordinador del proyecto, Maximiliano De Luca: “En momentos en que se estigmatizan a jóvenes y docentes, este espacio permite encontrarnos, poner el cuerpo, empatizar y conocer la realidad de otros pibes que sufren la vulneración de sus derechos. Jóvenes y Memoria es un sostén para todos nosotros”.

La obra de teatro Cabeza de tortura. El gatillo del orden de la escuela secundaria Manuel Dorrego de Morón termina con un monólogo donde se preguntan: “¿La contravención es ser joven?”. La presentación es la culminación de una investigación en la cual relevaron las múltiples violencias que las y los jóvenes sufren en los barrios. “Nos sorprendió en las encuestas la falta de información sobre la violencia de las instituciones del Estado y la naturalización de estas violencias”, dijeron.

“Pasaron siete meses y no sabemos nada, sólo que la Policía plantó pistas falsas para ocultar la verdad”. El trabajo de la EESN 77 de Temperley es un trabajo que busca justicia. Cristian Medina desapareció el 9 de marzo alrededor de las 20 horas; cuatro días después su cuerpo apareció en un basural de Quilmes con signos de haber sido torturado. Para sus amigos y amigas, se trató de un crimen por ser un joven trans. “Cristian podría haber sido uno más pero no lo es, porque es uno de los nuestros. Era nuestro Cris y no vamos a dejar que se olviden de él”, gritaron al final de la presentación mientras el auditorio levantaba los afiches con su cara y la leyenda “Justicia por Cristian”.

En un momento de retroceso en materia de memoria y derechos humanos, donde se cuestiona el rol de los docentes y se limitan los espacios de expresión de la juventud, el programa de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) sigue pensando, como lo hace desde el 2002, que los jóvenes son protagonistas del presente, que tienen mucho para decir y deben ser escuchados.

“No hay un programa de esta magnitud en otro lado”, expresó la integrante de la CPM, Yamila Zavala Rodríguez, tras el cierre de las presentaciones. “Lo importante de cada trabajo es lo que genera en el otro y cada una de estas investigaciones nos interpela, nos da fuerzas para continuar. La conquista de los derechos son costosas y son frágiles, por eso hay que defenderlos todos los días”, agregó.

“El movimiento de derechos humanos tiene una característica importante: la transmisión intergeneracional, y esa fue precisamente la apuesta de la Comisión desde el principio. Hoy, ante los intentos por cambiar el paradigma de los derechos humanos, debemos hacer de estos espacios una muralla política contra los retrocesos. Sostener las políticas de memoria para seguir democratizando la democracia, porque la democracia es la defensa de los derechos de los sectores más vulnerables”, cerró la integrante de la CPM, Ana Barletta.

Las tres presentaciones del bloque de apertura son las primeras de los más de mil trabajos que los distintos grupos de investigación realizaron en el año. Este es el inicio de un encuentro que tendrá 44 días, escuelas y organizaciones territoriales de toda la provincia y que, para el 9 de diciembre, habrá conseguido a reunir a 13 mil jóvenes que, desde sus territorios, continúan construyendo la agenda de la democracia.

Share This