Trabajamos por la memoria, la igualdad
y la defensa de los derechos humanos

Seleccionar página

El Tribunal de enjuiciamiento de la provincia de Buenos Aires que ayer debía tratar la apertura del juicio político contra el fiscal general de Mar del Plata, Fabián Fernández Garello, no alcanzó el quórum para sesionar. Los legisladores de la coalición oficialista Cambiemos y del Frente Renovador no fueron a la audiencia. No se definió aún una nueva fecha de convocatoria para volver a tratar el pedido de jury sostenido por la Comisión Provincial por la Memoria (CPM), junto a otros organismos de derechos humanos y organizaciones sindicales. El procurador general de la Provincia, Julio Conte Grand, defiende al fiscal general denunciado por crímenes de lesa humanidad.

El fiscal general de Mar del Plata Fabián Fernández Garello está procesado por delitos de lesa humanidad; sin embargo sigue sorteando el inicio del juicio político en su contra. Ayer, el jurado de enjuiciamiento de la provincia de Buenos Aires no alcanzó el quórum para sesionar.

Se trata de una nueva maniobra dilatoria que le permite al fiscal continuar en su cargo. Esta medida también muestra la protección política que permite la impunidad de Fernández Garello. En estos tres años, desde que la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) presentó ante la justicia documentos del archivo de la Dirección de Inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires (DIPPBA) que prueban de manera contundente la participación del actual fiscal en crímenes de lesa humanidad, no hubo intención política de avanzar con el jury.

El Tribunal de enjuiciamiento ya había decidido en 2017 archivar el primer pedido de juicio político; en ese entonces, Fabián Fernández Garello era investigado en la justicia pero no estaba procesado. Su situación procesal cambió en abril pasado cuando el Juzgado Federal 2 de San Martín decidió su procesamiento en la causa que investiga la detención ilegal de tres militantes del Partido Comunista, ocurrida el 23 de julio de 1981.

Por su parte, el procurador general bonaerense, Julio Conte Grand, también intervino a favor del fiscal de Mar del Plata para garantizarle impunidad: el año pasado decidió archivar el trámite disciplinario contra el funcionario que había sido impulsado por la CPM. Para esta audiencia, en base a una apreciación errónea de la ley 13.661 de enjuiciamiento de magistrados en la Provincia, el procurador presentó un dictamen para deslindar a Fernández Garello de las acusaciones que motivan el juicio político.

La ausencia de los legisladores de Cambiemos y el Frente Renovador, que no dieron quórum para realizar la sesión, debe inscribirse en una estrategia de dilación que pretende postergar innecesariamente la resolución de un conflicto de gravedad institucional.

Como mencionó la CPM en cada una de estas presentaciones, la permanencia de Fabián Fernández Garello en un poder del Estado es incompatible con la democracia.

Share This
X