Trabajamos por la memoria, la igualdad
y la defensa de los derechos humanos

Seleccionar página
historia
La Comisión por la Memoria (CPM) es un organismo público autónomo y autárquico que promueve e implementa políticas públicas de memoria y derechos humanos. Sus objetivos y líneas de trabajo expresan el compromiso con la memoria del terrorismo de Estado y la promoción y defensa de los derechos humanos en democracia.

Desde sus inicios, generó instancias de encuentro entre el estado y la sociedad civil, desplegando acciones en todo el territorio de la provincia y luego en todo el país. Partió de la premisa de considerar a la memoria como un campo plural en permanente conflicto y bregó por la transmisión y apropiación de una memoria ejemplar que iluminara la lucha por los derechos humanos en el presente.

En este sentido, las premisas básicas de autonomía y autarquía, plasmadas en sus leyes de creación, son inspiración permanente de las acciones institucionales y políticas que ha venido impulsando la CPM a lo largo de estos años. Por tratarse de una experiencia pionera en el país, el modelo institucional que le dio origen sirvió de referencia para la creación de comisiones en otras provincias del territorio nacional.

Cuatro hitos señalan el camino recorrido

  • La desclasificación y apertura al público del primer archivo de la represión en Argentina: el de la Dirección de Inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires (DIPPBA).
  • La creación del programa Jóvenes y Memoria como modo de construcción plural para la formación de una ética política de las nuevas generaciones.
  • La creación del Comité contra la Tortura como mecanismo de monitoreo de los lugares de encierro de la Provincia.
  • La creación del primer Museo de Arte y Memoria del país, para promover el debate en torno a la relación entre arte y política.

La investigación y el trabajo de campo, el control y el monitoreo, la intervención judicial y territorial, la formulación de propuestas para políticas públicas, la educación, la formación y la promoción del arte y la comunicación en sus más diversas formas componen la acción estratégica de la CPM.

La CPM fue creada por resolución legislativa de la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires Nº 2117 de 1999, y ratificada por ley provincial 12.483 del 13 de julio de 2000 y su modificatoria, la ley 12.611 del 20 de diciembre de 2000. Desde marzo de 2001 tiene como sede el edificio donde funcionó la Dirección de Inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires (DIPPBA) y gestiona el archivo que registra el espionaje realizado por esta dependencia durante más de 50 años.
La casa de 54
Foto: Archivo CPM
POZO DE QUILMES

En la esquina de las calles Garibaldi y Allison Bell funcionó la Brigada de Investigaciones de Quilmes, perteneciente a la Policía de la Provincia de Buenos Aires. Entre 1975 y 1979 el predio fue utilizado como centro clandestino de detención (CCD) conocido como Pozo de Quilmes. Entre esos años, pasaron más de 250 víctimas del terrorismo de Estado.

El Pozo de Quilmes fue uno de los tantos CCD que formaron parte de la red represiva de la provincia de Buenos Aires que operó bajo las órdenes del general Ramón Juan Camps, quien fuera el jefe de la Policía de la Provincia durante los primeros años de la dictadura militar.

En diciembre de 2016, la CPM tomó posesión del edificio creado recientemente por ley como sitio de memoria. En el edificio todavía sigue funcionando una dependencia policial. Sin embargo, con la desafectación parcial comienza a materializarse la recuperación de este espacio.

La CPM, el Colectivo verdad justicia y memoria de Quilmes, la secretaría de Derechos Humanos de la Provincia y el Municipio integran el consejo del sitio para la memoria, defensa y promoción de los derechos humanos. Definieron como una línea de trabajo la necesidad de abrir este lugar a la comunidad para trabajar colectivamente con escuelas, organizaciones e instituciones de la zona en la promoción de la memoria y la defensa de los derechos humanos, y su vinculación con la educación, el territorio y la justicia.

Share This