Trabajamos por la memoria, la igualdad
y la defensa de los derechos humanos

Seleccionar página

La Comisión Provincial por la Memoria repudia enérgicamente el golpe contra el legítimo gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia. El golpe fue provocado a través de actos de desestabilización planificados y sostenidos  por  grupos autoritarios que niegan el estado de derecho desde posiciones racistas y clasistas y enarbolan el odio y la violencia para echar por tierra las políticas de  distribución,  ampliación de derechos e igualación social, impulsadas por Evo Morales.

Estas políticas han sido la base del proceso de democratización de la sociedad boliviana que hoy ha sido gravemente vulnerado.  Luego de las sangrientas dictaduras, los pueblos de América Latina han luchado por construir la democracia como único camino para superar el pasado y dirimir los conflictos sin violencia, garantizando la paz y  el derecho a reclamar derechos.

En los últimos años, la emergencia de una derecha autoritaria, racista, clasista y que desprecia los derechos humanos, amenaza la región y la democracia, y la posibilidad de que los pueblos puedan decidir su destino y su autodeterminación  sin los condicionamientos de los poderes económicos y políticos ligados al orden internacional dominante.

Resulta imperioso e imprescindible repudiar el golpe de estado sin eufemismos, la renuncia de las autoridades del gobierno boliviano, ha sido producto de actos de violencia y presión de los grupos golpistas bajo la amenaza de un baño de sangre. La renuncia del presidente, requerida por las Fuerzas Armadas y de seguridad bajo amenazas de violencia y muerte, son una muestra clara de su accionar para la ruptura del estado de derecho.

Exhortamos a  toda la comunidad internacional, a los gobiernos de la región y a toda la institucionalidad política y social que se definen como democráticas,  a repudiar el golpe e impulsar acciones para promover en Bolivia la paz, la garantía de la vida y la libertad  y la restitución del funcionamiento de la democracia.

El gobierno de Evo Morales es el gobierno legítimo de Bolivia.

Share This
X