Trabajamos por la memoria, la igualdad
y la defensa de los derechos humanos

Seleccionar página

En un acto realizado ayer frente a la comisaría de General Madariaga, se descubrió la placa que señaliza esa dependencia policial como centro clandestino de de detención durante la última dictadura cívico-militar.

La señalización fue impulsado de manera conjunta por la Comisión por la memoria, la verdad y la justicia de Madariaga y por estudiantes y docentes de la EES 3 de esa localidad que, en el marco del programa Jóvenes y Memoria de la CPM, lograron reconstruir las memorias del terrorismo de Estado en su ciudad.

Durante los dos últimos años, les jóvenes contaron en sus investigaciones el rol que tuvieron el cementerio y la comisaría durante la dictadura. El cementerio como lugar de entierro de los cuerpos arrojados al mar en los vuelos de la muerte: por lo menos, 11 víctimas del fueron inhumadas en tumbas NN; hasta ahora, sólo dos fueron identificados.

Mientras tanto, la comisaría de Madariaga funcionó como un CCD que operó como parte del circuito represivo subzona XV. Entre las personas que pasaron por la dependencia estuvieron los miembros de la Junta Nacional de Granos. Y se cree que también pueden haber pasado por allí Jorge Vázquez y Alfredo Valente, dos militantes que se habían exiliado en el interior, pero que no lograron impedir la persecución. Los dos permanecen desaparecidos.

La recuperación de esas historias por parte de jóvenes y docentes fue el impulso vital para llegar a esta señalización.

Share This