Mecanismo Local de Prevención de la Tortura de la
Provincia de Buenos Aires (Ley Nacional 26.827)

El aislamiento en las cárceles bonaerenses

iNFORMES ESPECIALES

El aislamiento es un recurso discrecional al servicio del poder penitenciario, que opera de manera direccionada sobre ciertas personas y poblaciones. Se resignifica de forma permanente, se impone con nuevas modalidades y se anexan espacios físicos para su cumplimiento, lo que contribuye a la opacidad institucional y dificulta el control de su despliegue. A partir de la disposición de espacios-tiempos con gradientes diferenciales de violencia, el aislamiento se inserta entre las herramientas de gobierno carcelario para la distribución y el manejo de la población. Se despliega en clave de desactivación de posibles conflictos.

El encierro dentro del encierro produce la incapacidad de las personas detenidas, mientras se les asigne selectivamente una “falta de adaptación” a las pautas carcelarias. En un contexto de producción intencional de dolor, antes que como exceso o necesidad operativa, el aislamiento emerge entre las prácticas penitenciarias de gobierno a través de la crueldad.

Este informe es parte de una serie de estudios focalizados realizados por la CPM en el marco del Registro Nacional de Casos de Tortura y/o Malos Tratos (RNCT). En estos estudios se busca conocer las circunstancias en que ocurren los hechos de tortura, los contextos de posibilidad, las modalidades, la regularidad, las combinaciones y las responsabilidades institucionales, integrando el registro de casos con una mirada analítica que los inscribe en estrategias de gobierno penitenciario.

Share This
X