Mecanismo Local de Prevención de la Tortura de la
Provincia de Buenos Aires (Ley Nacional 26.827)

HISTORIETA | REINA MARAZ BEJARANO

Recursos y Materiales

En 2010, Reina Maraz Bejarano fue detenida sin pruebas por el asesinato de su marido. Durante el primer año de su cautiverio, ningún funcionario judicial reparó en un hecho evidente: Reina era quechua parlante, no hablaba castellano. En ese tiempo, firmó escritos judiciales y participó de audiencias sin comprender lo que ocurría. 

Un año después de su detención, durante una inspección a la cárcel, un equipo de la CPM conoció a Reina durante una inspección en la Unidad 33 de Los Hornos; con la mediación de una mediadora pudo empezar a revertirse su situación. La Suprema Corte bonaerense le designó una intérprete y, a partir de su caso, se conformó un Registro de Intérpretes de Lenguas Originarias.

A pesar de los avances, en 2014, el TOC 1 de Quilmes condenó por unanimidad a Reina a cadena perpetua. La CPM fue veedora del juicio y denunció que el fallo desconoció pruebas fundamentales que demostraban su inocencia y negó la condición de víctima de Reina, sometida a múltiples violencias físicas, sexuales y laborales.

En diciembre de 2016, la sala VI del Tribunal de Casación Penal absolvió a Reina Maraz. El fallo reconoció la necesidad de adoptar una mirada con perspectiva de género y diversidad cultural y la importancia de contextualizar los hechos en los casos como los de Reina.

Ilustraciones: Rosalba Cuevas.

Share This
X