A cinco años de su detención, la Comisión Provincial por la Memoria reclama al poder judicial y al gobierno de Jujuy la libertad a Milagro Sala, dirigente social y política, perseguida judicialmente por el gobierno de Gerardo Morales durante la gestión Cambiemos.

Desde el organismo visitaron a la dirigente a dos meses de su detención, en marzo del año 2016, para expresarle la solidaridad y apoyo, y se entrevistaron con el gobernador de Jujuy para exigirle el cese de la persecución. De esa delegación participaron Víctor Mendibil, Víctor De Gennaro y el presidente del organismo, Adolfo Pérez Esquivel.

Pese a los múltiples reclamos por parte de organizaciones sociales y políticas, de los organismos de derechos humanos del país y de todo el mundo, de los organismos internacionales y del Parlasur, Milagro sigue privada de su libertad y sometida a procesos judiciales amañados con el poder político provincial que busca desacreditar y neutralizar a una opositora política a través de la violencia judicial. Esta persecución tiene claros signos patriarcales, racistas, clasistas y autoritarios.

La justicia así lejos está de ser un poder independiente que garantice el cumplimiento de la constitución. La legalización de esta persecución a través de sentencias judiciales es una afrenta a la democracia y a la institucionalidad básica que le da sustento. Es un caso claro de lawfare, aplicado a escala provincial, y que ha sido la modalidad para desestabilizar gobiernos populares en América Latina.

Es por ello que resulta imprescindible que se arbitren las medidas que la constitución contempla para poner fin a esta injusta situación y restablecer los principios básicos de una democracia.

¡Libertad a Milagro Sala!

Share This
X